Existe la creencia de que cuanto más supuestamente sofisticado es algo, más valor tiene y mayor aprecio merece. En pastelería esto ha llevado a la construcción de tartas y pasteles imposibles. Si el sabor no es raro y exótico, no vale. Pues bien, en Pomar queremos hacer un elogio de la sencillez como una inteligente  manera de entender la pastelería.
Leer más