Tholoniat

A muchos de vosotros este nombre os sonará a chino. Lo entendemos. Os contamos el origen de este ilustre nombre dentro de la pastelería.

En 1938, Etienne Tholoniat se instala en una tiendecita de la calle Château d’Eau del distrito 10 de París, gana la medalla de Meilleur Ouvrier de France (MOF) en el 52. Gracias a su manera de trabajar el azúcar se forja una grandísima reputación, recibiendo encargos del Vaticano de la mano de Pablo VI. Es uno de los primeros pasteleros franceses, venerados como una estrella en Japón.

Cuando el hijo, Christian, toma el relevo en los años 60 no se le ocurre otra cosa más que crear el mítico y legendario Semi-freddo de culto.

La casa Tholoniat cerró en enero del 2010! Por falta de herederos. Eso sí, las recetas y el saber hacer se los ha pasado a su amigo James Berthier de la pastelería “Sucre et Cacao”. Aunque también podemos probar estos dulces por aquí, más concretamente en Barcelona, en la pastelería de Antonio Escribá…que casualmente está casado con la hermana  de Christian Tholoniat o en nuestras pastelerías de Campos o Palma.

Nuestros Tholoniats son pasteles individuales de pasta brisa rellena de crema pastelera y cubiertos de frutas como kiwi, fresas o frambuesas. Una exquisitez que tiene su origen en Francia pero que sabemos hacer muy bien en Mallorca.