El último capricho

Si, lo sabemos, en Navidades normalmente pillamos algún kilito de más y en el año nuevo todos hacemos propósitos de apuntarnos al gimnasio o hacer una dieta, pero… ¿y si nos damos el último capricho?

Y es que ahora es cuándo más frío suele hacer y poder sobrellevarlo con un auténtico chocolate a la taza hecho de forma artesana no tiene precio, pero es que si ya lo acompañamos de un quarto o de una buena ensaimada, entonces ya tocamos el cielo.

Y tú te preguntarás dónde puedes disfrutar de esta maravilla, ya que no quedan tantos lugares dónde disfrutar de un buen chocolate a la taza artesano, pues muy fácgil, en Pomar S’Olivera (campos) podrás hacerlo, y si además te apetece tomarlo en la terraza aprovechando los rayos de sol, tienes la mejor a tu disposición.

¿Te hemos convencido? Entonces te esperamos en Pomar s’Olivera!